¿Por qué se encogen las encías?

¿Ha notado que sus encías están retrocediendo? Descubra por qué sus encías se encogen y cómo solucionarlo.

Si te has topado con este artículo es porque seguramente estás buscando una explicación ante un problema inusual pero común: las encías retroceden. La recesión de las encías es una patología muy común que cada vez más personas acusan. Lo importante en estos casos es no entrar en pánico, entender las causas y averiguar cómo remediarlas. Continuando con esta lectura descubrirás todo esto y aprenderás a cuidar mejor tus encías.

Las encías.

Las encías son una parte muy importante de nuestro aparato dental, son un tejido blando que envuelve el diente y recubre el alveolar dentario que es el espacio donde se instala el diente. Su función es muy importante ya que tiene la tarea de aislar toda la parte periodóntica del diente para protegerlo del ambiente externo. En particular, protege esa zona de las bacterias evitando que se pegue a ella. Precisamente por ello es muy importante que aprendamos a cuidarlo de la mejor manera, y a evitar la posibilidad de toparnos con alguna patología como el receso de las encías.

Cuando ocurre el receso gingival

El receso de las encías puede ocurrir por diferentes motivos, de hecho son muchas las causas que llevan a su aparición, veamos las más populares:
– Uso incorrecto del cepillo de dientes que provoca irritación y daño a las encías.
– Uso incorrecto de hilo dental.
– Gingivitis una patología que puede ocurrir con mucha frecuencia si no cuidamos el sistema dentario. Puede ocurrir esporádicamente u ocurrir con frecuencia.
– Periodontitis que es una inflamación aguda de los tejidos blandos del aparato dental.
– Los trastornos alimentarios importantes de diversos tipos pueden provocar la corrosión de las encías.
– Adicción al tabaquismo.
– El bruxismo, una condición que conduce a apretar y rechinar los dientes con frecuencia, puede estar relacionado con el estrés.
– Presencia de la patología de la diabetes.
– Cualquier piercing dentro de la boca.
– El escorbuto, una enfermedad muy antigua que implica una falta de vitamina C.

¿Cómo saber si nos afecta la enfermedad?

No es seguro que tenga un receso de las encías y, por lo tanto, se preguntará en vano por qué las encías retroceden. Para saber si realmente lo tiene, busque la presencia de estos síntomas:
– Raíces expuestas y claramente visibles.
– Los dientes aparecerán más largos de lo normal.
– El color de tus dientes será de dos tonalidades distintas: amarillo en la parte inferior y blanco en la superior.
– Hipersensibilidad gingival tanto a cosas demasiado calientes como demasiado frías.
– Halitosis.
– Sangrado frecuente.
– Encías hinchadas y enrojecidas.
– Pérdida o desplazamiento de dientes en casos severos.

¿Como resolver el problema?

Para solucionar el problema la solución pasa por prevenir con una perfecta limpieza dental. Si la limpieza que haces a diario no es suficiente, es el momento de acudir a un dentista que te realizará la limpieza profesional liberando tus dientes del sarro, placa y bacterias. Si la recesión acaba de comenzar, solo unos pocos trucos serán suficientes para devolver las encías a su estado inicial. Si, por el contrario, la patología ya se encuentra en un estado avanzado, puede ser necesario realizar una cirugía para colocar un injerto gingival que cubra las raíces que quedan expuestas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *