Los 5 remedios naturales más efectivos para los hermosos resfriados del bebé

¿Nariz que moquea y ojos rojos? Tratamientos de bricolaje para aliviar los molestos síntomas de los resfriados en los niños

Es difícil para los niños pasar el período invernal sin enfermarse con dolor de garganta, tos y resfriado. Cuando sienta que el bebé está albergando algún virus, es necesario correr a cubrirse lo antes posible utilizando, preferiblemente, remedios naturales para los resfriados en los niños u otros resfriados.

Cómo curar los resfriados en los niños con remedios 100% naturales

Miel, limón, regaliz, aceite de oliva, harina de semillas, piña, bicarbonato… son ingredientes útiles para contrarrestar y acortar la duración de la enfermedad. Se trata Remedios dulces y naturales, eficaces para tratar los resfriados leves que afectan a los niños. durante la temporada de invierno.

Miel, limón y leche caliente

Una taza de leche caliente con una cucharadita de jugo de limón, endulzada con miel es genial remedio para la tos palidez del pequeño, especialmente de noche cuando tiende a arder más. Gracias a su acción antiséptica, el limón lo hace muy eficaz contra la faringitis y la amigdalitis. La miel, en cambio, gracias a sus propiedades expectorantes, antivirales, antibióticas y fluidificantes, alivia los molestos síntomas. La leche caliente actúa como un truco para facilitar su ingesta incluso al costado de niños de 2 o 3 años, que suelen ser los más difíciles de convencer.

Suffumigi con aceite 31

El famoso Olio 31 tiene importantes cualidades balsámicas. Unas gotas (recomiendo: ¡no exageres!) En el pañuelo que usa tu hijo para sonarse la nariz son suficientes para curar resfriados más leves. Alternativamente, sabemos lo difícil que es para los niños pequeños usar el pañuelo, puedes verter las gotas en un bol con agua hirviendo y disfrutar con tu pequeño de un relajante humo balsámico que inmediatamente le dará alivio a la nariz y garganta. Además de los resfriados, Oil 31 también es útil para tratar muchas otras dolencias. Para obtener más información, lea este artículo: Para qué se utiliza Oil 31.

Lavados nasales con agua fisiológica

Como también indican los pediatras, son una de las armas más eficientes para combatir y prevenir resfriados en niños menores de 6 años de edad. Esta remedio, en todo natural (el agua fisiológica de hecho no es más que sal de cocina en agua purificada) es esencial para los bebés que no pueden sonarse la nariz de forma independiente. De hecho, especificamos que, para quienes no lo sepan, además de la imposibilidad de que los más pequeños se suenen la nariz solos, también está la trompa de Eustaquio (estrecha y horizontal hasta el sexto año de edad) para hacerlos más vulnerables. , con riesgo de provocar infecciones de oído, bronquitis o neumonía.

Aerosol a base de cítricos

Un gran remedio para la tos y el resfriado, en niños darle 11 años arriba, son los aerosoles natural a base de frutas cítricas, como pomelo. Excelente para ablandar la mucosidad y desinfectar al mismo tiempo.

Beber mucho

Haz tu bien niño mucha agua pero también infusiones a base de avena y miel, manzanilla o lima y caldos de verduras calientes, es otro excelente una solución completamente natural para aliviar y combatir los molestos síntomas de los resfriados. El té de avena es especialmente adecuado porque se utiliza tradicionalmente como tónico en resfriados y en enfermedades bronquiales. Si te cuesta hacer que lo beban, siempre puedes intentar hacer algunas recetas, como tortas, galletas o sopas a base de avena.

Piña

Si su bebé tiene dificultades para beber miel y limón con leche o infusiones de hierbas, pruebe la piña. Gracias a su alto contenido en bromelina tiene acción descongestionante, además de ser muy rico en vitaminas y sales minerales. Intente centrifugar la fruta madura y dársela al bebé con una cuchara varias veces al día.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *