Las infiltraciones de ácido hialurónico en la rodilla son dolorosas

¿Son dolorosas las infiltraciones de ácido hialurónico en la rodilla? ¿Cuándo podemos elegirlos? ¡Todo en este artículo!

Las infiltraciones de ácido hialurónico se han convertido en un hábito para muchos. En el campo médico se utilizan muy a menudo para anestesiar los síntomas de algunas patologías específicas. Las infiltraciones en la actualidad y a pesar de los numerosos estudios realizados no son una terapia médica dirigida a curar una enfermedad sino únicamente a reducir síntomas como dolor, dificultades motoras, enrojecimiento y hormigueo. Entre las muchas patologías que se pueden tratar gracias a las infiltraciones de ácido hialurónico encontramos la artritis y entre estas la gonartrosis. En este artículo te explicaremos por qué debes elegir y te mostraremos si las infiltraciones de ácido hialurónico de rodilla son dolorosas. Si el tema es de su interés, le recomendamos que continúe con esta lectura hasta el final.

¿Qué es la gonartrosis?

La gonartrosis es una patología relacionada con la rodilla, en particular es la artritis de rodilla. Esta patología se manifiesta por muy diversos motivos y generalmente a una edad avanzada. Afecta más a las mujeres que a los hombres y puede ser una enfermedad genética o relacionada con la edad. Se manifiesta con dolor, hinchazón en la rodilla, crujidos al moverse, malestar, dificultad para moverse y enrojecimiento. Cuando notamos estos síntomas, es bueno que contactemos de inmediato con nuestro médico de confianza quien nos indicará qué visitas realizar y a qué médico debemos contactar. Esta patología está mucho más extendida de lo que piensas, puede estar ligada a una sola rodilla oa ambas y también puede aparecer en el caso de artritis ósea generalizada y por tanto con la consiguiente inflamación de las rodillas. Para tratar la gonartrosis existen muchos métodos entre estos encontramos las infiltraciones de ácido hialurónico.

¿Por qué realizar infiltraciones de ácido hialurónico?

Desafortunadamente, a pesar de las técnicas y estudios de última generación, la artritis no se puede curar, sus síntomas se pueden reducir y su progresión ralentizada, pero aún no existe cura. Precisamente por esta razón se han estudiado algunas terapias a seguir para permitir a los afectados continuar una vida normal al limitar las molestias de la enfermedad. De hecho, en su fase más aguda, la gonartrosis es incapacitante y dificulta el movimiento sin sentir dolor. Por tanto, el tratamiento con infiltraciones se elige para limitar los síntomas y por tanto el dolor y permitir que el paciente utilice la rodilla sin molestias.

¿Es dolorosa la infiltración de ácido hialurónico en la rodilla?

La respuesta a esta pregunta suele ser afirmativa. La infiltración se realiza con una jeringa que se insertará en la rótula de la rodilla para liberar el ácido hialurónico. Por lo tanto, muy a menudo se puede sentir dolor, depende mucho del paciente y su relación con las agujas y los dolores. El umbral del dolor es diferente de persona a persona, por lo que si por un lado tenemos personas que pueden sentir cero dolor, por otro lado podemos encontrarnos con pacientes que lo sentirán en su lugar. La inyección del líquido puede ocasionar molestias en el paciente y por eso el producto se inyecta lentamente para limitar el dolor que se siente. Sin embargo, después del tratamiento, el dolor de rodilla desaparecerá y podrá retomar su vida diaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *