Cansancio, astenia, somnolencia: causas y remedios.

Sentirse cansado, con sueño y sin fuerzas puede sucederle a todos, pero también puede ser una constante para algunas personas. En este caso, si el sueño nocturno nunca es gratificante y si siempre te sientes muy cansado y agotado durante el día, es bueno reflexionar sobre la calidad de tu sueño.

De hecho, si el cansancio persiste durante semanas, y si a pesar de intentar dormir un número adecuado de horas nunca has descansado realmente, podría ser un caso de astenia.
Este término identifica un estado de agotamiento físico por el cual uno siempre se siente muy cansado, probado, sin energía. Que quede claro que la fatiga, en sí misma, no es una enfermedad, pero puede ser un indicador del estado del cuerpo, la consecuencia de un estilo de vida inadecuado, tomar un determinado medicamento, etc.

La constante sensación de fatiga, somnolencia, cansancio y falta de descanso puede, por tanto, ser una especie de alarma por parte del cuerpo.
En primer lugar, para resolver el problema, es necesario comprender cuáles son las causas de la astenia.

Causas de la astenia

Las causas de la fatiga crónica pueden ser enfermedades desatendidas en primer lugar.
Existen síndromes y patologías que, entre sus síntomas, incluyen el de una fatiga muy fuerte.
La enfermedad celíaca, es decir la intolerancia al gluten, si no se trata puede causar esta condición; Además, la anemia, es decir, la deficiencia de hierro, puede causar un fuerte efecto de fatiga, especialmente en mujeres con menstruación abundante.
La fibromialgia se caracteriza por dolor y fatiga. En general, la diabetes también provoca fatiga acompañada de pérdida de peso y sed constante, entre los síntomas habituales.
El hipotiroidismo tiene entre los síntomas comunes el de la fatiga, así como la mononucleosis, el síndrome de apnea del sueño y finalmente también el cáncer.

Sin embargo, la astenia y la fatiga pueden deberse no a una enfermedad, sino a la ingesta de determinados fármacos.
En este caso, son principalmente los antidepresivos, los medicamentos para las náuseas y los vómitos, los antihistamínicos y el mareo por movimiento los que provocan una fatiga duradera y constante.
Sin olvidar que en otros casos es el estilo de vida incorrecto debido al cansancio: el consumo excesivo de alcohol, café, comida chatarra y permanecer despierto demasiado tiempo por la noche puede provocar esta sensación de cansancio.

Remedios para la astenia

Si padece astenia, es bueno actuar sobre cuáles son las causas para eliminar esta condición de fatiga.
Para mantener constantes los niveles de energía disponibles en el cuerpo, sería mejor no concentrar todas las comidas en dos o tres al día, sino dividirlas en 5/6 comidas pequeñas.
Si es necesario, es bueno intentar adelgazar y realizar actividad física moderada para no realizar sesiones diarias demasiado pesadas, si de ello depende la sensación de cansancio.

Para intentar recuperarse y combatir la fatiga, también es necesario intentar mejorar la higiene del sueño. Por tanto, es necesario dormir al menos 7/8 horas, y para una mejor calidad del sueño podría ser útil, por ejemplo, utilizar colchones viscoelásticos que apoyen mejor la columna, permitiendo que las tensiones del cuerpo se descarguen y descansen mejor.
También se debe reducir el consumo de cafeína, alcohol y alimentos pesados, especialmente por la noche. Para evitar la deshidratación, es una buena idea beber al menos 1,5 litros de agua, ya que incluso la falta de agua puede ser la base de una fatiga física persistente.

Es una buena idea intentar exponerse al sol, cuya luz estimula la producción de hormonas del organismo y regula los ritmos circadianos, ayudando al organismo a descansar mejor durante la noche.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *