Candida Albicans: prevención, causas, síntomas y tratamientos

Candida Albicans es una enfermedad infecciosa de los genitales en particular y de las mucosas en general. No es una enfermedad grave, pero debe identificarse y tratarse con prontitud para evitar complicaciones. Para defenderse de Candida es importante conocerla a fondo, saber cómo se contrae, cómo se transmite, cómo se manifiesta y cómo se trata. En este artículo explicaremos todo esto de una forma sencilla y esquemática. Te recordamos que una correcta higiene personal, y una revisión anual en tu ginecólogo de confianza, es el protocolo ideal a seguir para una buena salud sexual.

¿Qué es Candida Albicans?

Candida Albicans es el nombre científico de un hongo saprofito perteneciente a la categoría de Saccharomyces. En la práctica, es un microorganismo que vive en cantidades limitadas en el intestino humano. Sirve para metabolizar azúcares. Para ser claros, es uno de los elementos que componen la flora bacteriana intestinal, lo que resulta beneficioso para el correcto funcionamiento del sistema digestivo. En algunos casos, este hongo puede comenzar a reproducirse de manera anormal. Cuando está presente en cantidades superiores a las necesarias, puede atacar el tracto genital desencadenando una serie de síntomas y molestias. ¿Por qué razones puede suceder algo así? Aquí está la lista de las principales causas de una infección por Candida Albicans:

-contagio directo, a través de relaciones sexuales con personas infectadas o intercambio de ropa;
– disminución de las defensas inmunitarias, por ejemplo, durante una infección viral o bacteriana de otra naturaleza como un resfriado, gripe, bronquitis, gastroenteritis y similares;
– tomar medicamentos que destruyen la flora bacteriana, especialmente antibióticos;
– tomar preparaciones a base de estrógeno-progestina o hormonas, luego la píldora anticonceptiva o todos aquellos medicamentos que sirvan para promover la fertilidad o regular el ciclo menstrual;

– períodos de fuerte estrés psicofísico, que contribuye a la disminución de anticuerpos;
– uso de un limpiador íntimo demasiado agresivo;
– sudor, uso diario de pantiprotectores no transpirables o lino en tejidos sintéticos que no permitan que la piel respire;
– Dieta no regulada, rica en grasas y sobre todo en leudados.

Hay una cosa importante que decir sobre las infecciones por Candida relacionadas con una nutrición inadecuada. Este hongo se alimenta de levadura. En algunos casos, la candidiasis recurrente puede ser un signo de intolerancia a la levadura o al gluten. Si se da cuenta de que a menudo es víctima de Candida Albicans, sería importante someterse a un examen de intolerancias alimentarias. Además, dado que estamos hablando de un hongo que vive en el sistema digestivo, es fácil entender que una dieta alta en grasas puede favorecer la aparición de candidiasis. Esto se debe a que las digestiones largas y laboriosas estimulan la producción de mucha flora bacteriana y pueden desencadenar la proliferación del hongo Candida Albicans.

Cómo se cura la infección por Candida Albicans

Como ya se mencionó, los hongos Candida Albicans viven en el intestino humano. Debido a una o más de las razones mencionadas en el párrafo anterior, pueden sentirse estimulados a reproducirse en mayor número de lo normal y más rápido. El excedente de estos microorganismos no puede permanecer en el intestino, por lo que invade el sistema urogenital. Al encontrarse en un entorno adverso, con un ph diferente, no lo reconocen y lo atacan. El resultado es un ataque de Candida molesto que, si no se trata con prontitud, puede provocar otras infecciones o complicaciones. Además, esta patología es muy contagiosa. Una persona con Candida puede infectar a otras, ya sea a través de las relaciones sexuales o indirectamente. ¿Como? Principalmente de estas formas:
– usando las mismas toallas;
– con las manos, si toca los genitales de alguien después de ir al baño o tocarse los suyos (en este caso, tenga cuidado con los bebés y niños pequeños, al cambiarles los pañales o lavarlos).
Si tiene candidiasis, es importante recordar siempre lavarse bien las manos después de ir al baño y no compartir toallas y albornoces con otras personas.

¿Candida Albicans solo puede atacar el sistema genital?

La candidiasis genital es la manifestación más común de la enfermedad. Sin embargo, Candida es un hongo que puede atacar todas las membranas mucosas, por lo que también puede manifestarse en otras partes del cuerpo. Por ejemplo:
– en la boca, formando placas blancas muy dolorosas;
– en los pezones.
La candidiasis del pezón es la principal causa de infecciones por Candida en los lactantes. Esto ocurre con mucha frecuencia y se conoce mejor como aftas. Las mujeres que están amamantando, por lo tanto estresadas y debilitadas, son particularmente propensas a las infecciones por Candida. El recién nacido, mientras amamanta, está infectado. El resultado es que la boca del bebé está llena de placas blancas, similares a volutas de espuma. Debido a que siente mucho dolor e incomodidad, se niega a alimentarse o muestra mucha incomodidad mientras se alimenta. Para evitar esta situación desagradable, las nuevas madres que están amamantando pueden:
– limpiar los pezones y las areolas con una solución desinfectante específica después de cada toma;
– Hacer compresas en los pezones y las areolas con aceite de árbol de té, recordando lavar el pecho antes de ofrecérselo al recién nacido.
Estos pequeños trucos son bastante efectivos para prevenir Candida en los pezones. Minimizan el riesgo de transmitir la candidiasis a su recién nacido.

Síntomas de Candida Albicans: si sabes reconocerla puedes curarla

Darse cuenta de que tiene Candida es bastante fácil. Los ginecólogos suelen diagnosticarlo simplemente con un examen objetivo y escuchando los síntomas que reporta el paciente. Candida Albicans vaginal tiene síntomas muy específicos:
-leucorrea, es decir, flujo vaginal mucho más abundante de lo habitual;
– las pérdidas son extremadamente características, blanquecinas y similares al ricotta;
-las pérdidas tienen un olor desagradable, que a menudo recuerda a la levadura cruda;

picazón severa;
– ardor más o menos intenso;
– una sensación de malestar, de tener que orinar continuamente aunque solo se produzcan unas pocas gotas.
Si la enfermedad se descuida durante varios días, lamentablemente puede evolucionar y dar síntomas más graves. Por ejemplo:
– infecciones bacterianas del tracto urogenital, como cistitis simple o incluso hemorrágica, es decir, con presencia de sangre roja brillante en la orina; – dermatitis, a veces incluso con erupciones en la zona genital, ampollas o pequeñas úlceras;
-temperatura;
fatiga, apatía;
– trastornos gastrointestinales de diversa índole.
Si puede reconocer Candida, porque puede que no sea la primera vez que la combate, simplemente vaya a la farmacia y pida un medicamento de venta libre adecuado. Alternativamente, o si el tratamiento sin receta no funciona, debe comunicarse con su ginecólogo para que le aconseje.

¿Cómo se trata la Candida?

Como todos los hongos, Candida Albicans se trata con antifúngicos. Generalmente, un tratamiento tópico es suficiente, es decir, local, en forma de crema para aplicar dentro de la vagina o supositorios vaginales. En otros casos, por consejo médico, es posible que los medicamentos por vía oral, como antibióticos o antifúngicos más potentes, también se prescriban en combinación. En general, los ingredientes activos más efectivos para tratar Candida son:
– clotrimazol, que es un ungüento que se inserta en la vagina a través de un aplicador pequeño pero que también se encuentra en forma de supositorios vaginales;
– si además de Candida también hay bacterias que han provocado cistitis u otra infección, el ginecólogo puede prescribir antibióticos de amplio espectro, como amoxicilina o fosfomicina.
Candida se cura en unos días. El tratamiento con pomada o supositorios generalmente dura 3 días. En casos graves, para los que también se necesita el antibiótico, no más de 10 días. Desafortunadamente, después del primer ataque de Candida es posible sensibilizarse y tener recaídas. Si estos episodios no superan los dos al año no hay que preocuparse, especialmente en edad fértil. Si por el contrario el problema se presenta con mucha frecuencia es bueno hacer un frotis vaginal y un análisis de heces, para entender por qué este hongo prolifera tanto en el intestino. Una cosa muy importante: si se enferma de Candida, incluso si está tomando medicamentos específicos para tratarla, es bueno tomar fermentos lácticos durante al menos 10 días. Estos ayudan a reequilibrar la flora bacteriana, acelerar la curación y prevenir las recaídas.
Curas naturales para Candida Albicans
La cándida siempre debe tratarse con medicamentos específicos, sugeridos por el farmacéutico o el ginecólogo. En combinación con la medicina tradicional, se pueden tomar algunas precauciones que aceleren la curación. Aquí hay algunas sugerencias:
-lavar al menos dos veces al día con agua tibia enriquecida con un par de gotas de aceite de árbol de té, que es un antibacteriano natural muy potente que alivia el picor y las molestias, desinfecta y desodoriza;
-bebe mucha agua, de hecho, cuanto más orina, más hongos y bacterias se eliminan;
-comer yogur, rico en fermentos lácticos vivos que restablecen el buen funcionamiento de la flora bacteriana intestinal;
– use lino de algodón, preferiblemente blanco, cómodo y transpirable;
– evitar, si es posible, protectores de bragas y toallas sanitarias;
– use talco en polvo si el picor es muy molesto o si tiende a sudar, para contrarrestar la humedad.
La cándida es un problema muy común y casi todas las mujeres, y muchos hombres, han tenido que lidiar con él al menos una vez en la vida. Precisamente por eso es objeto de continuos estudios e investigaciones. De hecho, ya existen tratamientos alternativos, por ejemplo este nuevo método para tratar cándida completamente natural se está volviendo famoso en la web.

Prevención de Candida Albicans

Como dicen en todos los casos de enfermedad, siempre es mejor prevenir que curar. ¿Existen trucos o buenos hábitos que ayuden a mantener alejada a Candida? Sí, por supuesto. Aquí está la lista completa:
– no descuides la higiene íntima, teniendo en cuenta que lo ideal es lavar por la mañana y por la noche con un excelente detergente antibacteriano;
-Predicar lino de algodón y evitar el uso de jeans tanto como sea posible
o pantalones demasiado ajustados;
– use protectores de bragas solo si es necesario y no como un hábito diario;
– limitar la ingesta de antibióticos a lo esencial;
– siga una dieta variada, sana y rica pero no exceda con alimentos grasos, alcohol y alimentos ricos en levadura;
-introducir el yogur en la dieta diaria, que es una panacea para la salud de la flora intestinal;
– visite a su ginecólogo anualmente para chequeos de rutina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *